Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano

Administradora: Pdga.U.B.A. Daniela Carignano
PODOLOGIA: Los pies sobre la tierra

jueves, 7 de julio de 2011

Metatarsalgia y Neuroma de Morton - Del Blog de Francisco Gilo

Metatarsalgia y Neuroma de Morton

Los pies están dotados de cientos de terminaciones nerviosas que permiten sentir placer o dolor y que transmiten al cerebro señales de alerta ante cualquier situación o elemento que pueda ocasionar daños a la salud y a la vida.

Estas terminaciones nerviosas también transmiten las órdenes para los movimientos del pie y se localizan en cada parte, en y entre cada hueso, articulación y músculo.

Las pequeñas articulaciones situadas en la raíz de los dedos de los pies pueden ser sobresolicitadas con el paso de los años; pero también se lesionan de forma aguda, por ejemplo incrementando las sesiones que comentáis para la preparación del maratón.

Cuando corremos fuerte y sobre superficie dura, los huesos de la bóveda plantar pueden resultar irritados hasta el punto de inflamarse y dar dolor que imposibilita el apoyo sin dolor y por tanto impide correr.

Se puede producir una neuralgia o formar un neuroma en cualquier nervio interdigital. Los nervios interdigitales del pie pasan a través de los metatarsianos y bajo ellos, extendiéndose distalmente por el antepié para inervar los dedos. El tercer nervio interdigital plantar es una rama de los nervios plantar interno y externo, y suele ser asiento de neuromas (neuroma de Morton). La formación de un neuroma suele ser unilateral más que bilateral.

El Neuroma de Morton

Es una neuropatía degenerativa mecánica que afecta principalmente al segundo y tercer nervio digital común. La metatarsalgia es el síntoma más relevante y la afección suele diagnosticarse mediante un examen clínico. No existen pruebas clínicas específicas, por lo que se emplea la técnica de adquisición de imágenes por resonancia magnética (RM) y ecografía para confirmar el diagnóstico o descartar otras causas de la metatarsalgia.

Se manifiesta por dolores intermitentes al caminar, que cada vez van siendo más constantes y molestos y en ocasiones incapacitantes. Aunque todavía hay mucha controversia de si el dolor se origina cuando el nervio es pellizcado por los huesos del metatarso al caminar o por la debilidad de un ligamento, lo cierto es que al retirar el zapato y frotar el pie en el suelo, el alivio es inmediato, lo que daría para pensar en que la “liberación”, del nervio o ligamento ocasionan el alivio.

Para el tratamiento del Neuroma de Morton, se utilizan medicamentos antiinflamatorios, inyecciones de cortisona, el uso de almohadillas debajo de la planta del pie para separar los huesos y como último recurso, debe efectuarse una cirugía por un cirujano neurólogo especializado. Aquí podéis ver su extirpación.

La neuralgia interdigital

Se caracteriza por el inicio súbito del dolor en el trayecto de uno o más nervios del pie irradiado hacia el antepié y los dedos. Esto se puede deber a pérdida de la almohadilla grasa que protege los nervios interdigitales del pie, a traumatismos repetidos de baja intensidad o a un calzado inadecuado. El neuroma interdigital supone un engrosamiento benigno progresivo con aumento de tamaño del perineuro de un nervio interdigital del pie (o con menos frecuencia de dos o más). En la fase inicial, los pacientes con neuroma refieren sólo un dolor leve o malestar en el antepié, con más frecuencia en la región situada sobre la cabeza del cuarto metatarsiano. En ocasiones se experimenta una sensación de quemazón o escozor. Los pacientes notan como si tuvieran una piedrecilla o bolita en el interior del antepié. Los síntomas suelen ser más pronunciados con determinados tipos de calzado. Al avanzar la enfermedad, las sensaciones son más específicas, con quemazón constante que se irradia hacia la punta de los dedos. Los pacientes pueden necesitar quitarse los zapatos para seguir caminando.

Para diagnosticarlo adecuadamente, se tiene que realizar un examen físico manipulando el pie y antes de llegar a una cirugía, que no siempre tiene los resultados esperados, se deben agotar otras alternativas como:

- Una plantilla diseñada y fabricada a medida puede ser efectiva para reducir los síntomas.

- Colocación de hielo en la zona adolorida para reducir la inflamación.

- Cambiar el calzado y usar uno cómodo, de tacón bajo y amplio en la punta.

- Uso de antiinflamatorios no esteroides para reducir el dolor y la inflamación.

- Inyecciones de cortisona aplicadas directamente sobre el neuroma.

- La cirugía solamente deberá proponerse cuando las otras alternativas hayan fallado, y puede hacerse con dos finalidades: una remover el nervio afectado y otra quitarlo. La recuperación de la cirugía requiere de muchos cuidados, sobre todo de no utilizar el pie hasta que haya cicatrizado perfectamente la herida y aplicar de inmediato métodos de terapia que según la indicación médica pueden incluir hidroterapia, láser, diatermia y otras que eviten la formación de tejido fibroso.

Es muy importante no recurrir a la cirugía como primera instancia y pedir la opinión en tal caso a ortopedistas, neurólogos y cirujanos plásticos.

Desde el inicio de estas pequeñas lesiones debemos ser precavidos y poner hielo a discreción cuando acabemos de correr.

DOLOR QUE AFECTA A LA ARTICULACIÓN METATARSOFALÁNGICA

El dolor en la articulación metatarsofalángica es frecuente, siendo el resultado por lo general de la alteración en el alineamiento de las superficies articulares, con subluxación y atrapamiento capsular y sinovial y destrucción final del cartílago articular (enfermedad articular degenerativa). Estas subluxaciones se producen en pacientes con rigidez del antepié, deformidad de los dedos en martillo, pie cavo (arco elevado), eversión excesiva de la articulación subastragalina (desplazamiento de los tobillos hacia adentro [pronación]) y hallux valgus (juanete). Como consecuencia del acabalgamiento del dedo gordo, los pacientes con juanetes pueden desarrollar subluxaciones traumáticas y dolor en la segunda articulación metatarsofalángica. El dolor en las articulaciones metatarsofalángicas de los dedos pequeños puede estar causado también por artropatías sistémicas.

Las plantillas redistribuyen y reducen la presión en las articulaciones afectadas y pueden ser la solución.

ENLACE: http://elblogdepacogilo.blogspot.com/2008/05/metatarsalgia-y-neuroma-de-morton.html